Hipertensión- ¿Qué plantas, hierbas o remedios utilizar?

La hipertensión es una enfermedad que consiste en un alce de la presión por encima del limite normal, el cual se puede cifrar en 140/90 en adultos. Es un problema más común a medida que se llega a la adultez.

Es una de las enfermedades más silenciosas que se puede padecer, así que la prevención es un factor muy importante, ya que esta puede afectar tu cerebro, corazón y riñones, entre otros. Inclusive, también puede aumentar el riesgo de sufrir un derrame cerebral.

A pesar de que no se ha encontrado una causa especifica para la hipertensión, se han establecido algunos factores que podrían ser posibles impulsadores, como el consumo excesivo de sal, alcohol, tabaco, y la vida sedentaria.

Cualquier persona está expuesta a tener esta enfermedad, lo que hace indispensable que te hagas chequeos de rutina, y en caso de que ya la padezcas cumple con las instrucciones que te manda el doctor y combinarlas con una alimentación sana, una rutina de ejercicios, y el consumo de algunos productos naturales que te mostraremos a continuación .

Muérdago

El muérdago para la hipertensión cuenta con un  efecto diuretico, refuerza el corazón y reduce el colesterol en la sangre, ya que actúa como vasodilatador.

  • Coloca a cocinar  5gr de muérdago durante 15 minutos y consúmalo en una cucharada.
  • Pon a hervir durante 3 minutos 15 hojitas de muérdago en 1/2 litro de agua y toma 2 tazas al día durante 5 a 7 días.

Lavanda

lavanda 3
Con 10 gotas de aceite de lavanda en un pañuelo puedes controlar los casos de hipertensión que se manifiestan de forma sorpresiva, este remedio es proveniente de la aromaterapia y posee más beneficios como la reconstitución celular, ya que sirve para tratar las arrugas, cicatrices y estrías.

Milenrama

Se ha comprobado que esta planta reduce la presión arterial  y ayuda a intensificar los medicamentos para tratar la hipertensión. Puedes preparar una infusión de sumidades floriferas en un vaso de agua, no hay problema en que lo tomes varias veces al día.

 

Esta planta sirve además para los cuidados del aparato respiratorio, circulatorio, la menopausia y depresión.

Hojas de mango

Las hojas de mango preparadas en infusión son ideales para las infecciones urinarias. Son ricas en ácido gálico que sirve para combatir la bronquitis y cuenta con la capacidad de bajar la hipertensión. Deja dos hojas semi secas cortadas en pequeños trozos en 1 litro de agua al sol durante 14 horas, bébelo dos veces al día durante 3 días, hazlo semana de por medio.

Espino blanco

Esta planta es regularizadora del ritmo cardíaco y, al mismo tiempo, dilata las arterias coronarias mejorando el funcionamiento del corazón y normalizando la presión. Igualmente sirve para la ansiedad, la taquicardia y la disminución del colesterol.

Prepara una infusión de espino blanco vertiendo una taza de agua hirviendo sobre dos cucharadas, toma 2 o 3 tazas por día.

Olivo

Olivo Angel Rodriguez
El extracto de las hojas verdes de olivo ha sido muy eficaz para el tratamiento de la hipertensión, su consumo es igual de efectivo a los medicamentos comúnmente recetados, es más, también reduce los niveles de triglicéridos en el plasma sanguíneo.

Puedes hervir una cucharada de hojas en una taza de agua durante diez minutos, tómala en ayunas y antes de acostarte.

Tomar ajo en ayunas

Comer-ajo

En nuestro espacio te hemos hablado en varias ocasiones de los grandes beneficios de consumir ajo en ayunas. Es un modo maravilloso de regular nuestra hipertensión y de combatir, además, innumerables enfermedades. Depuramos el hígado, combatimos en cansancio físico, prevenimos infecciones… ¿Cómo resistirse a todos sus beneficios?

 

¿Cómo debo tomar ajo para combatir la hipertensión?

  • Lo ideal es tomar dos dientes de ajo en ayunas, nada más levantarte, junto con un vaso de agua.
  • Es posible que este remedio te parezca un poco fuerte pero, si te detienes a analizar todos los beneficios, ese pequeño esfuerzo matinal va a merecer la pena, y los resultados se notan al cabo de unos 20 días.
  • Si te preocupa el posible mal aliento que te pueda quedar después, no tienes más que tomar un poco de jugo de limón o masticar una hojita de menta.  ¡Al momento desaparecerá la molestia!
]]>

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
¡Hola!
Déjanos tu mensaje y te atenderemos lo antes posible. ¡Gracias!