MEDITAR PARA CALMAR LA MENTE

¿Te han dicho que la meditación es una técnica para vaciar la mente de pensamientos o que consiste en dejar la mente en blanco? Si es así, no es cierto.

Nuestros pensamientos son una de las principales causas de sufrimiento y estrés. Cuando son pensamientos recurrentes u obsesivos, atormentan a cada persona que lo sufre.

Vivir atrapados con una mente que no para y no nos da descanso es algo agotador. Es por esto que muchas veces intentamos escapar de nuestros pensamientos, pero no es fácil.

La verdad es que, si no queremos ver algo, sólo tenemos que cerrar los ojos, pero dejar de escuchar algo es más difícil, aún tapándonos los oídos, no conseguimos el silencio total que queremos. Pues los pensamientos mucho peor, ya que no podemos escapar de ellos porque están dentro de nuestra cabeza.

El maestro zen Dokushô Villalba dice que la mente produce pensamientos del mismo modo que el hígado produce bilis o el estómago genera jugos gástricos. No podemos controlar la secreción de bilis ni la de jugos gástricos, así como tampoco podemos parar los pensamientos que tenemos.

A pesar de ello, lo intentamos de todas las maneras posibles.

Mayoritariamente la gente recurre a las redes sociales, la televisión, la comida, el sexo o las drogas como una vía de escape. Por otra parte, está quien pretende silenciar su mente mediante la meditación.

Desgraciadamente, la meditación no logra callar nuestros pensamientos así de fácil. Llegar a la calma mental profunda tiene compromiso y paciencia; y el primer paso para ello es crear el espacio que necesitamos para que nuestros pensamientos se manifiesten.

La finalidad no es dejar la mente en blanco, sino cultivar la ecuanimidad y la calma mental.

Abrir chat
¡Hola!
Déjanos tu mensaje y te atenderemos lo antes posible. ¡Gracias!