Mindfulness

Mindfulness

¿Qué es ?

Mindfulness una técnica milenaria para la vida postmoderna.  Se basa en la meditación Vipassana, una forma de meditación que tiene más de 2500 años de antigüedad y cultiva la atención plena. Se caracteriza por el ejercicio de dos habilidades psicológicas importantes: vivir en el momento presente y estar abierto a las circunstancias cambiantes del entorno. Mejorando notablemente el efecto de “dispersión cognitiva” característico del estilo de vida contemporáneo.

 

El bombardeo de estímulos característico del estilo de vida contemporáneo occidental provoca un efecto de “dispersión cognitiva” que está produciendo efectos muy perjudiciales en la salud, en las relaciones familiares y sociales, en la educación y en el mundo laboral. La superficialidad, la falta de disciplina, la incapacidad de manejar la frustración, el aumento de los accidentes laborales, la falta de motivación e iniciativa en el trabajo, el fracaso escolar, etc. son algunas de sus consecuencias. Una de las lecciones más importantes de la actual Neurociencia es que la calidad de nuestra percepción y, en consecuencia, la capacidad de aprendizaje y la eficacia de nuestro trabajo dependen de la atención.

 

Como consecuencia de estos descubrimientos, en los últimos años se han desarrollado diversos métodos para mejorar la atención que han hecho popular el término “Mindfulness”. El cultivo de la Atención Plena o Mindfulness se caracteriza por el ejercicio de dos habilidades psicológicas importantes. Por un lado. vivir en el momento presente y por otro, estar abierto a las circunstancias cambiantes del entorno.

Mindfulness

¿Qué es ?

Mindfulness una técnica milenaria para la vida postmoderna, que se basa en la meditación Vipassana, una forma de meditación que tiene más de 2500 años de antigüedad y cultiva la atención plena. Se caracteriza por el ejercicio de dos habilidades psicológicas importantes: vivir en el momento presente y estar abierto a las circunstancias cambiantes del entorno. Mejorando notablemente el efecto de “dispersión cognitiva” característico del estilo de vida contemporáneo.

 

El bombardeo de estímulos característico del estilo de vida contemporáneo occidental provoca un efecto de “dispersión cognitiva” que está produciendo efectos muy perjudiciales en la salud, en las relaciones familiares y sociales, en la educación y en el mundo laboral. La superficialidad, la falta de disciplina, la incapacidad de manejar la frustración, el aumento de los accidentes laborales, la falta de motivación e iniciativa en el trabajo, el fracaso escolar, etc. son algunas de sus consecuencias. Una de las lecciones más importantes de la actual Neurociencia es que la calidad de nuestra percepción y, en consecuencia, la capacidad de aprendizaje y la eficacia de nuestro trabajo dependen de la atención.

 

Como consecuencia de estos descubrimientos, en los últimos años se han desarrollado diversos métodos para mejorar la atención que han hecho popular el término “Mindfulness”. El cultivo de la Atención Plena o Mindfulness se caracteriza por el ejercicio de dos habilidades psicológicas importantes: vivir en el momento presente y estar abierto a las circunstancias cambiantes del entorno.

Podemos transformar nuestras mentes para ser como el agua calma, alrededor de la cual los seres se reúnan y puedan ver sus propios reflejos y vivir por un momento una vida más clara, y quizá más feroz debido a nuestra calma. (William B. Y.)

Mindfulness

La atención , es un proceso complejo, que nadie comprende íntegramente ni puede explicar exhaustivamente. Se construye en el propio proceso evolutivo individual, desde el nacimiento hasta el final de la vida.  En ella están implicados todos los niveles del sistema nervioso.

 

En la construcción de los procesos atencionales hay dos integraciones somato-psíquicas sucesivas. En la primera se trata de ajustar los movimientos del cuerpo al espacio-tiempo convencional utilizando la capacidad de representar los objetos en la mente. El objetivo es la presencia plena, es decir, mantenerse en contacto continuo con lo que esta sucediendo aquí y ahora. En la segunda se trata de ser consciente de las sensaciones viscerales y propioceptivas, así como de comprender la propia mente y la ajena, y adaptarse a un entorno en continuo cambio. En está, el énfasis se pone en cómo se está sintiendo el sujeto mientras realiza la acción más que en el resultado de la misma y en cómo mantener el nivel y la amplitud de la vigilancia con el menor gasto energético.

 

En otras palabras, mantener un estado de tranquilidad, actividad, flexibilidad y eficacia del proceso cuerpo-mente.

¿Cómo funciona Mindfulness?

Atención Plena (Mindfulness)

El Mindfulness puede entenderse como atención y conciencia plena, como presencia atenta y reflexiva a lo que sucede en el momento actual. Pretende que la persona se centre en el momento presente de un modo activo, procurando no interferir ni valorar lo que se siente o se percibe en cada momento.

 

Como procedimiento terapéutico busca, ante todo, que los aspectos emocionales y cualesquiera otros procesos de carácter no verbal, sean aceptados y vividos en su propia condición, sin ser evitados o intentar controlarlos. El control sobre sucesos incontrolables, sujetos a procesamiento automático, requiere de la mera experimentación y exposición natural con la menor interferencia posible.

 

Aunque el Mindfulness ha adquirido una cierta notoriedad, sobre todo en USA, de mano de los valores orientales, refiere a algunos aspectos ya conocidos en psicología: la exposición y la autorregulación basadas en las técnicas de biofeedback o en el uso de la hipnosis, donde hay un dejar que los fenómenos perceptivos y sensoriales se muestren como ellos son.

 

Su principal utilidad, más allá de las técnicas concretas que ofrezca, tal vez sea el contrastar con una psicología que propugna el control, el bienestar, la eliminación del estrés, la ansiedad, etc., mediante procedimientos que, a falta de esa experimentación natural, pueden contribuir a perpetuarlos.

¿Cómo funciona Mindfulness?

Atención Plena (Mindfulness)

El Mindfulness puede entenderse como atención y conciencia plena, como presencia atenta y reflexiva a lo que sucede en el momento actual. Pretende que la persona se centre en el momento presente de un modo activo, procurando no interferir ni valorar lo que se siente o se percibe en cada momento.

 

Como procedimiento terapéutico busca, ante todo, que los aspectos emocionales y cualesquiera otros procesos de carácter no verbal, sean aceptados y vividos en su propia condición, sin ser evitados o intentar controlarlos. El control sobre sucesos incontrolables, sujetos a procesamiento automático, requiere de la mera experimentación y exposición natural con la menor interferencia posible.

 

Aunque el Mindfulness ha adquirido una cierta notoriedad, sobre todo en USA, de mano de los valores orientales, refiere a algunos aspectos ya conocidos en psicología: la exposición y la autorregulación basadas en las técnicas de biofeedback o en el uso de la hipnosis, donde hay un dejar que los fenómenos perceptivos y sensoriales se muestren como ellos son.

 

Su principal utilidad, más allá de las técnicas concretas que ofrezca, tal vez sea el contrastar con una psicología que propugna el control, el bienestar, la eliminación del estrés, la ansiedad, etc., mediante procedimientos que, a falta de esa experimentación natural, pueden contribuir a perpetuarlos.

La Atención Plena se puede entrenar o practicar de dos formas diferentes:

La Práctica Formal

 

Por un lado está la práctica Formal, que se asemeja mucho a la imagen que tradicionalmente en occidente se entiende por meditación. Se trata de permanecer en una postura (normalmente sentada) y centrarse en la experiencia presente. De éste modo se puede observar y tomar conciencia a la vez, del surgir y cesar tanto de sensaciones físicas cómo de pensamientos y emociones.

 

Practicando de ésta manera, simplemente observando lo que ocurre sin entrar a valorar si lo que piensa o se siente es bueno o malo, desde esa actitud no enjuiciadora hacia lo que ocurre en el presente, se va adquiriendo ecuanimidad y se aprende a soltar y no aferrarse a ideas o sentimientos.

La Práctica Informal

 

La práctica Informal consiste en prestar atención deliberadamente a ciertas actividades cotidianas como puede ser comer, caminar, relacionarnos con los demás o cualquier actividad que realicemos en el trabajo o en casa.

 

Comer es un buen momento para practicar informalmente Mindfulness ya que muchas veces mientras comemos estamos viendo la televisión, leyendo o preparando planes para el futuro y no degustamos la comida.

 

Comer de un modo atento sería hacerlo con la misma actitud que tendría un explorador o científico ante aquello que tiene delante que acaba de descubrir. Sin juicios o expectativas sobre lo que se va a sentir. Comiendo de ésta manera se disfruta más de la comida, se está más en contacto con el propio cuerpo y se descubre qué alimentos sientan mejor a nuestro organismo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies