Yoga

Hatha Yoga

El más practicado en occidente es el Hatha Yoga. Este estilo se vale del cuerpo físico como vía de unión y autoconocimiento, y se fundamenta en la práctica de ásanas (posturas) y pranayamas (técnicas de respiración).

 

Mediante las ásanas y el Pranayama se fortalece el cuerpo físico, se flexibiliza y se relaja, aquietándose la mente y liberando nuestras emociones…

 

El ásana busca el equilibrio de nuestras energías: Sthira-sukham, la firmeza y la flexibilidad, la fuerza y la sutileza, las energías masculina y la femenina… El Hatha Yoga equilibra desde las energías más físicas hasta las más sutiles, y eso nos trae múltiples beneficios.

 

Junto a la práctica de Ásanas, los Pranayamas se convierten en “el arte de respirar con conciencia”. La relación cuerpo – mente se da también a través de la respiración, así que ésta cobra mucha importancia dentro de la práctica de Yoga. Todo está conectado en nuestro ser, por eso se dice que la respiración es un puente entre los diferentes cuerpos, pudiendo utilizarse para conectar los estados más burdos con los más sutiles.

 

En el Hatha Yoga no se trata de hacer “posturas imposibles”. El Yoga se adapta a la persona y a sus circunstancias, modificando la postura, adaptándola a cada practicante y usando los soportes adecuados para ayudar en la ejecución de la misma.

 

Se trata de estar en el cuerpo mediante una atención, una presencia y una conciencia testigo que te adentran en ti mismo y convierten la ejecución de las ásanas en una verdadera meditación a través del cuerpo.

 

El estar presente y darme cuenta de lo que está ocurriendo va desarrollando mi capacidad de escucha interna, a todos los niveles. Soy consciente de mi cuerpo, soy consciente de mi mente, soy consciente de mi espíritu. En el momento en el que entro en este mundo de las sensaciones, de las percepciones, estoy fuera del tumulto de los pensamientos, y me pongo en la presencia de mí mismo, más allá de mi mente mundana.

yoga-y-el-embarazo-espigol

Yoga y Embarazo

Si estás embarazada es un buen momento para la práctica de yoga, puesto que durante esta etapa estás más sensible y receptiva. Tu vientre se convierte en un centro muy importante de energía, en un sostenedor de vida.

 

Las asanas, la respiración, la relajación y la meditación son una vía, un camino de plena consciencia en la que la mirada se instala en tu interior y te permites vivir plenamente tu propio presente, este proceso tan íntimo y especial para ti que concluye en un punto crucial, el momento de la creación, traer al mundo una nueva vida.

Beneficios de la práctica de Yoga en el Embarazo

A partir del tercer mes de embarazado te puedes incorporar a nuestras clases de yoga. Te proponemos una práctica más suave con alternativas específicas para ti, en las que te preparas tanto física como mentalmente durante todo el desarrollo del embarazo y para el momento del parto. Los beneficios que aportan esta disciplina de vida son innumerables, entre ellos:

  • La práctica de asanas aportan fortaleza y flexibilidad muscular previniendo y mejorando posibles dolencias de espalda que suelen aparecer durante el transcurso del embarazo, como lumbalgia y ciática, actúan sobre el suelo pélvico aportándole flexibilidad y tono, lo cual favorece finalmente el momento del parto. Facilitan el retorno venoso, mejorando la circulación y la oxigenación de la sangre y favorecen el buen funcionamiento de los órganos internos.
  • Los beneficios son extensibles al bebé, a ese ser que, llegado cierto momento, siente, escucha y percibe los estímulos del exterior y los de su mamá. Al trabajar la calma, la escucha del cuerpo y la conciencia interior, la práctica consciente de yoga refuerza el vínculo madre – hijo y sirve de fantástico acompañamiento al bebé durante el embarazo y el parto.
  • Los ejercicios de respiración y relajación aportan calma y tranquilidad a la vez que energía y fuerza, equilibrando el sistema nervioso y colaborando según las necesidades de la futura mamá durante el periodo del embarazo y en el momento del parto.
  • La práctica de la meditación estimula y potencia la atención plena permitiendo un mayor vínculo con el bebé y aportando confianza y seguridad a la mamá en el momento cumbre del parto, a la vez que abre las puertas al desarrollo de la consciencia.

Profesoras

CONCHA_DOCENTE_PROFE_YOGA_recortada

Concha Abellón

Currículum
  • Profesora de Hatha Yoga por la Escuela Internacional de Yoga, certificado por la Yoga Alliance, la
    European Yoga Federation y la Federación Española de Yoga profesional.
  • Profesora de Yoga infantil por la escuela de Yoga Alalba, certificado por la Asociación Alicantina
    de Yoga.
  • Su camino se orientó hacia el Yoga debido a problemas físicos relacionados con la fibromialgia.
    El bienestar que le aportó, lo que para entonces era un mero beneficio físico, motivó su deseo
    de formarse como profesora y así poder transmitirlo a otras personas.
  • Profundizando más en la filosofía del Yoga despertó un mayor interés por el crecimiento
    personal apoyado por el aprendizaje de distintas técnicas; yoga nidra, estiramientos
    musculares o diferentes técnicas de meditación, otorgando una gran importancia al
    Mindfulness (conciencia plena) en sus clases.
manoli-mu

Manoli Muñoz

Currículum
  • Profesora-Máster de Yoga por la Escuela Internacional de Yoga, certificada por la European Yoga Federation y la Federación Española de Yoga Profesional. Profesora de Yoga formada en la RED GFU. (Red Internacional de Organizaciones Culturales no Gubernamentales Gran Fraternidad Universal). Formada en Estiramientos de Cadenas Musculares por: Jorge Ramón Gomariz. Curso de especialización anatomía-yoga médula espinal y posturas de yoga impartido por Blandine Calais-Germain. Diplomada en Trabajo Social por la universidad de Alicante.
  • El interés por el desarrollo personal como ser humano me adentra en el conocimiento y la experiencia del yoga, profundizando a través de los años en esta disciplina milenaria, integrándola como un camino de aprendizaje en mi vida y paralelamente como una vía profesional.
  • El compromiso y la responsabilidad de servicio hacia los demás hace que me forme en distintas escuelas de yoga, especializándome en la rama del hatha yoga y ampliando mis conocimientos a través de varias formaciones de técnicas corporales, cadenas musculares, estudio del sistema nervioso de Blandine Calais…a la vez que amplío mis estudios en el conocimiento de las necesidades grupales a través del Trabajo social. Corroboro la interdependencia entre el Ser humano y la sociedad. Todo desarrollo individual contribuye a una mejora social, al igual que toda mejora social contribuye a un desarrollo individual. La sociedad como espacio sagrado en el que evoluciona el grupo y el cuerpo el templo sagrado en el que se desarrolla el Ser humano.
  • El propósito de mis clases tiene como objetivo general estimular y potenciar la atención consciente, en la que el alumno viva plenamente su propia experiencia de yoga, para ello utilizo y combino diversas herramientas del yoga con distintas técnicas corporales (asanas, relajación, pranayama, meditación, ejercicios, estiramientos de cadenas musculares…) adaptándolas a las necesidades de cada persona.  Cada práctica trabaja uno o varios aspectos específicos del cuerpo, creando un espacio de trabajo holístico e integrador.

Consigue todos los beneficios a través del Yoga

En la escuela te ofrecemos un Yoga de gran conciencia y precisión que respeta el nivel de cada alumno, su estado psicofísico, su capacidad y su proceso.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies